Buscar

Cinco consejos de actualidad: cómo convertirse en un gran experto en prótesis completas

Al técnico dental le basta con seguir un par de trucos para conseguir excelentes resultados en las prótesis completas.

Como técnico dental sabe que las prótesis completas son y seguirán siendo esenciales. La población envejece cada vez más. Aproveche esta tendencia y amplíe su experiencia. Especialícese en el interesante ámbito de las prótesis removibles. Merece la pena.

A continuación, hemos recopilado cinco consejos con los que se convertirá en un gran experto en prótesis completas. Su odontólogo y sus pacientes se lo agradecerán. Infórmese más.


1. Nunca subestime la elaboración de modelos


La elaboración de modelos suele subestimarse. Muchos técnicos dentales pulen o ignoran detalles del modelo que contienen información importante, lo cual perjudica el resultado final.


Las características físicas del modelo son más importantes de lo que se suele pensar. No solo son necesarias para diseñar la base de la prótesis y para retener la prótesis completa definitiva. Además, le proporcionan información muy importante sobre

  • la orientación del modelo en el articulador,

  • la relación oclusal

  • y la posición de los dientes y el diseño general de la dentadura.

Aquí tiene un resumen de la información más importante, que a menudo se pasa por alto. Naturalmente, la lista podría ampliarse.


a) Para la correcta alineación del modelo:

  • trígono retromolar (triángulo retromolar)

b) Para el diseño de la dentadura y el perímetro de la cubeta de impresión:

  • trígono retromolar,

  • parte posterior de las tuberosidades maxilares

  • frenillos labiales y vestibulares

  • surco vestibular

  • línea milohioidea

Sea cuidadoso guardando esta información anatómica, los demás pasos de trabajo serán más fáciles.


2. Cómo conseguir la correcta relación mandibular


Si su odontólogo ya realiza un registro de mordida preliminar junto con las primeras impresiones utilizando la Centric Tray, le permitirá articular los modelos superior e inferior correctamente y en tres dimensiones en el articulador. Esto le permite realizar una primera alineación de ambos maxilares, lo que supone un pequeño paso de trabajo muy eficaz, ya que así puede preparar de forma individual las siguientes tomas de registro, a medida para cada paciente. La dimensión vertical del registro de mordida será aproximadamente equivalente a la altura oclusal natural del paciente. El odontólogo ya no tiene que ir aproximándose paso a paso hasta alcanzar la altura oclusal de cada paciente, solo tiene que realizar unas pequeñas correcciones. De esta forma ahorra un tiempo de tratamiento que puede dedicar a otras tareas.


Los sets de registro intraoral, como el Gnathometer M o el Gnathometer CAD, también se pueden utilizar de forma individual en cada paciente. Sus tres ventajas más importantes son:

  • El paciente se siente más cómodo.

  • El odontólogo trabaja más rápido.

  • El registro es más preciso.

3. Cómo mejorar la calidad de la impresión


¿El paciente se queja de que la prótesis le aprieta o no se adhiere bien? En tal caso, deberá comprobar la calidad de la preparación del trabajo realizado y plantearse estas tres preguntas:

  • ¿Se puede mejorar la preparación del trabajo (impresión funcional y resultado de modelos de trabajo)?

  • ¿Toda la información necesaria se ve en el modelo?

  • En caso negativo, ¿puede aportar algo como técnico dental que mejore la calidad?

La buena noticia es que puede ayudar a optimizar la calidad al fabricar una impresión funcional precisa. Esto es lo que conforma la base de todas las prótesis que tienen buena retención basada en una succión estable, y pequeños o inexistentes puntos de presión. Para ello, el diseño periférico de la cubeta de impresión individual es de suma importancia. Debe haber suficiente espacio para el movimiento libre de los músculos al mismo tiempo que la cubeta debe soportar el material de impresión. Permitiendo que los movimientos de masticación, deglución y succión se incluyan por completo en la impresión. Tendrá como resultado una excelente base de trabajo con toda la información necesaria para la fabricación de la prótesis definitiva. En el caso de una impresión funcional de mordida cerrada en combinación con un registro oclusal preliminar, el paciente puede realizar libremente movimientos faciales y funcionales sin impedimentos, a una altura oclusal fisiológica exacta.


Nota: Si por el contrario utiliza una cubeta estándar o si el perímetro de la cubeta es demasiado largo, existe el peligro de sobredimensión. Las consecuencias son que la restauración sea inestable o que existan puntos de presión.


4. Cómo evitar tener que realizar una restauración cuando la dimensión vertical es incorrectat


Sin duda ha experimentado esto previamente en su laboratorio: a menudo, las dentaduras deben ser modificadas porque la dimensión vertical no es correcta. Existen técnicas e instrumentos sencillos con los que puede minimizar el riesgo de tener que elaborarlas de nuevo. Gracias a ellos, tanto odontólogos como técnicos dentales pueden ahorrar un valioso tiempo.


Utilizar una herramienta de registro intraoral que contenga un pin milimetrado puede ayudar


Estos registros intraorales han demostrado su eficacia. Combine este registro con una impresión preliminar maxilo-mandibular y monte el instrumento sobre las cubeta individuales. Así le ahorrará al odontólogo una sesión y el registro será más preciso.

Nuestro consejo: Utilice el Gnathometer M para la fabricación clásica y el Gnathometer CAD para la fabricación digital. En solo dos pasos, su odontólogo transformará las cubetas de impresión individuales en un instrumento de registro intraoral pudiendo determinar la dimensión vertical de una manera exacta así como una relación céntrica estable.

Vea aquí cómo realizar una cubeta de impresión individual y dotarla con una herramienta de registro intraoral.


5. Los mejores requisitos para que la prótesis se adapte estéticamente al paciente


Lo peor que puede pasar es que la prótesis esté terminada y el paciente no esté satisfecho porque no le gusta cómo queda una vez colocada. Es una situación desagradable que cuesta tiempo y trabajo. ¿A qué técnico dental no le ha pasado?


Involucrar al paciente desde el principio


Para evitarlo, es muy importante involucrar al paciente desde el principio. Aclare lo antes posible qué quiere y qué no quiere. Si tiene una idea bien definida y es capaz de transmitírsela a usted y al odontólogo, el paciente sabe lo que puede esperar al final. Presente las ideas del paciente con prótesis de muestras o con imágenes. Tendrá un objetivo claro y podrá elaborar la prótesis de manera acorde. Sus tres ventajas más importantes son:

  • Mejora la satisfacción del paciente.

  • El paciente acepta mejor su prótesis.

  • El paciente valora más el trabajo del técnico dental.

30 visualizaciones0 comentarios